Cañerías bomba

24 julio 2014

Cañerias bomba.  Jan Yunis

Murió el sargento Jafira Halad del ejército israelí y el  gato palestino Abdul 

Desde el lado palestino se hablaba de siete milicianos caídos por cañerías bomba. No hay agua potable en las localidades orientales de Jan Yunis donde las lanzaderas de cohetes palestinas prenden fuego a la ira. Los vecinos del pueblo se refugian en las mezquitas con granadas antitanque.

El sepulturero del cementerio de Jan Yunis, Mahmud Naga tiene hambre. Mohamed Nayar vecino palestino lleva corriendo en círculos tres días. Ibrahim Abu Samtan lleva un pollo en la mano. Yunis Baker no deja de vigilar el cielo de drones cuando sale de casa. Los niños Yunis y Hamad Baker superviven. Mahmud Yazgui, de 20 años, acababa de enterrar como pudo a sus sobrinos Hatem y Yasmín, de 2 y 4 años.

En la noche resplandeciente las alarmas antiaéreas resuenan en localidades próximas a Tel Aviv y el hedor a electricidad quemada deja a oscuras Washington.

Los daños colaterales dejan un total de doscientos ocho conejos muertos, treinta y siete vacas mutiladas y dos burros huerfanos. En la céntrica calle de Omar el Mutjar muere el gato Abdul que ya gasto su séptima guerra y trece perros. Las cañerías pueden ser un disparo esperando.

Escrito en un tunel de New Camp (abo Ghola Area) http://goo.gl/hT7LEk