Carta a Lady Laura

10 junio 2014

Tengo pulsaciones suficientes para una taquicardia.

10 de junio de 2014

Siento que amarte con mis fuerzas es enloquecer de nuevo. Creo que no puedo pasar otra vez por esa época terrible sin ti. Y no puedo tampoco recuperarme esta vez del desamor. Comienzo a oír otras dulces voces y puedo concentrarme en algo más que en ti. Así que hago lo que me parece mejor que puedo hacer. Tú me diste la máxima felicidad posible. Has sido en todos los sentidos todo lo que cualquiera podría ser. Creo que dos personas no pueden ser más felices hasta que vino esa terrible enfermedad de no tenerte.

No puedo luchar más y dejé de batallar contra mi. Sé que arruiné parte de unos años de mi vida. Ya ves que ni siquiera puedo escribir esto adecuadamente perdido en el recuerdo de la emoción contenida. Lo que quiero decir, es que hoy debo toda la tranquilidad de mi vida a mi. Has sido totalmente paciente conmigo, con mi obsesión por tus ojos y has sido increíblemente buena. Si alguien podía haberme salvado habrías sido tú, pero fueron otras fuerzas. Todo lo he perdido excepto la certeza de tu bondad. No puedo seguir arruinando mi vida durante más tiempo. No creo que dos personas pudieran ser más felices que lo que hemos sido tú y yo. Ahora no nos une un interés común, un mundo, una vida. Todo pasó, tu te fuiste y yo me siento bien.

Escrito en la sala Milton Erickson del URH por Chicho Valentino

A %d blogueros les gusta esto: