Otoños

16 enero 2012

Te quiero

Mujer.
Nada comparable al recuerdo de tus manos entrelazadas sobre tus últimas miradas de oro y silencio.
Mi cuerpo se llena de ti por segundos y noches.
Eres el espejo de mis días. Un arco iris con relámpagos en el bosque.
Huele a hojas mojadas e imagino el hueco de tus axilas como manto, como refugio mañanero.
Toda mi alegría es sentir brotar la vida de una fuente, de una semilla de primavera que guardo para regar los caminos de mis nervios eternos.

Mujer.
Espejo de la noche.
Tu figura corre presurosa dentro de mi carne y mis manos te detienen sobre la frente.
Todo tú eres espacio lleno de sonidos silentes. En las sombras y en la luz.
Tú eres todas las combinaciones de números, de letras, de colores, de placeres y sin quereres otoñales. La vida.
Tú llenas mi vida de penas y yo recibo el cariño de la verdad.
Tu imagen recorre todo el espacio y llega a mis células como luz infinita.

[tweetmeme source=”chichovalentino” only_single=false]

Bookmark and Share

Una respuesta to “Otoños”

  1. Anónimo Says:

    quise quedarme siendo luz, y no supe traspasar las ventanas de tus afectos, me quedé recluída en tu pecho aunque no pude tocar tu corazón, cuando quise vestirme de nuevo mi piel adolorida no soportó la seda de tu voz. Aqui me volví ausencia como aquella rama que no pudo retener sus hojas y lloró cada otoño


Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: