Alma dorada

26 agosto 2011

Alma dorada

Una gran paz inundó esta noche mi vida. Aquella forma de croissant se introdujo por mi boca dulcemente. Aquel espontáneo instante de gran amor sincero lo cuidé durante largo tiempo en la noche. Sentí la libertad, la dulzura, el amor de quien se entrega para vaciarse en lo pleno. Otorgar la libertad al amado me hace resguardar el egoísmo, ponerme en orden y pintar la generosidad con colores dorados. Dar lo mejor de mi, sin pensar en recibir. Vivir en la paz de mi sonrisa, en la alegría plena por la felicidad del otro. Sin distancias, sin tiempos, sin peticiones, sin destino, con agradecimiento. Acordando conmigo que el amor es bello en la luz, en un firmamento de entendimiento y en las formas abstractas que veo iluminadas por dentro. Sazono esta constelación de flujos con la mirada puesta en la responsabilidad, en el universo de ser hombre, de ser amigo, de ser eterno sintiendo el alma en la madrugada.

[tweetmeme source=”chichovalentino” only_single=false]

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: