Orillas

30 marzo 2010

… aquel instante, tres segundo para el recuerdo del resto de la vida. Tu en la ventanilla y yo desde la ventana. Viento y aturdimiento. Entre los cristales tu mirada clavada en mi coronilla, despacio, aniquilado por la desdicha y en paz a la vez. Tú giraste intermitentemente por la calle hacia abajo y yo hendí sobre mí hacia el acantilado… y los dos forzamos entre el mar el dolor a sal.

Bookmark and Share


A %d blogueros les gusta esto: